Novedades

CONSIDERACIONES AL ELEGIR TU SALA

Consideraciones

¿Cuanto espacio tienes?

Toma medidas de tu sala. No te contentes con tomar medidas aproximadas o imaginarias, ya que podrás pagarlo caro cuando quieras acomodar el sofá y no entre por unos centímetros. Haz un pequeño plano en una hoja de papel con las medidas de ancho y largo de la sala. Después, toma medidas del espacio donde quieres poner el sofá, si es que ya tienes otros muebles en la sala. Asegúrate de dejar suficiente espacio para las piernas, para caminar alrededor de los muebles y para mesas auxiliares. También asegúrate de no tapar ventanas y de dejar suficiente espacio para abrir las puertas. Es importante que tomes medidas tanto de la sala completa como del espacio donde ira el sofá, ya que tal vez cambies tu idea de donde estará ubicado el sofá, o tal vez quieras mover algunos de los otros muebles si el sofá que te gusta no entra en el espacio que tenias planeado.

¿De que tamaño es tu sala?

¿De que tamaño es tu sala en comparación con otros espacios del hogar y muebles? Es importante que tengas este detalle en cuenta, ya que un sofá muy grande puede hacer que el espacio de la sala se vea pequeño, pero uno muy pequeño puede hacer que la sala se vea vacía. Si tienes un espacio grande, tal vez quieras usar un sofá en forma de L, ya que te dará la mayor cantidad de espacio para sentarse. En espacios pequeños tu mejor opción puede ser un loveseat (de dos plazas) con un par de sillones individuales.

¿Cual será la función del sofá?

¿Usaras tu sofá para recibir invitados? ¿Dormir? ¿Relajarte después de un largo día de trabajo? Si buscas sentar la mayor cantidad de invitados, considera sofás que no tengan una distinción marcada para cada persona, así, si no tienes espacio suficiente, tus amigos y familiares se pueden sentar más juntos. Si piensas dormir o relajarte, escoge un sofá cómodo tipo chaiselongue o un sofá cama. Lo mismo si piensas recibir visitas que se quedarán toda la noche.

¿Cuánto uso tendrá el sofá?

Si tienes niños o animales en la casa, necesitaras un sofá de mejor calidad si quieres que sobreviva. Escoge telas fuertes y que se puedan limpiar fácilmente. La piel o cuero es un material de calidad, pero necesitara mas cuidado. Los de microfibra pueden ser mas cómodos, pero también se manchan fácilmente si escoges un color claro. Ten en cuenta el armazón del sofá también, necesitaras un sofá fuerte si tienes niños a los que les gusta saltar en muebles.

¿Qué estilo quieres?

¿Qué estilo tienes en tu sala? ¿Quieres que el sofá combine o que convierta a tu sala en un espacio mas ecléctico? Hay muchos estilos de sofá, desde algunos mas modernos, hasta otros mas tradicionales. Si quieres que el sofá sea el centro de atención, busca uno de un estilo diferente al resto de tu sala. Ten en cuenta los diseños también, algunos pueden ser mas cómodos que otros, por lo que es importante que recuerdes cual será la función del sofá. ¿Prefieres comodidad, estilo o los dos? Al ver los diferentes diseños, también ten en cuenta la altura del sofá. ¿Quieres un sofá bajo o uno alto? Cuando estés viendo sofás, recuerda siempre probarlos por mas de unos minutos. Así podrás tener una mejor idea de como los sentirás en tu casa.

¿Qué colores estas usando en tu decoración?

La ultima característica de tener en cuenta es el color. Busca un color o estampado que combine con el resto de la decoración en tu sala. Si tu sala es neutra, un sofá de colorpuede ser una buena opción. Para salas que ya tienen una paleta llena de colores vibrantes, escoge un tono que combine con el resto o neutro. Si tienes niños o mascotas, escoge colores mas oscuros para cubrir posibles manchas.